Todos los mensajes etiquetados estadistica

Los Ictus cada vez en personas más jóvenes

Hola lectores de Tratamientoictus.com. Hoy vamos a compartir una noticia de Paraguay en el que se evidencia la tendencia actual de mayor riesgo cardiovascular. Los jóvenes, con el estrés, el tabaco, alcohol, vida sedentaria y obesidad tienen mayor potencial de sufrir un accidente cerebrovascular.

Resultado de imagen de ictus joven

Fuente: https://www.slideshare.net/RafaelRobertocruzRam/evc-en-el-paciente-joven

 

Como podemos leer en hoy.com: «Un informe señala que hay pacientes cada vez más jóvenes que presentan un diagnóstico de Accidente Cerebrovascular (ACV) en el Hospital de Clínicas. Realizarse controles de manera frecuente y llevar una vida saludable son factores que contribuyen a prevenir este mal.

El doctor Alan Flores, neurólogo del Hospital de Clínicas, en una nota publicada por la Agencia IP comentó que existen dos tipos de Accidente Cerebrovascular (conocido como ACV): uno, el infarto cerebral o ACV isquémico que se da por la obstrucción de un vaso sanguíneo; y la otra forma es el ACV hemorrágico, donde se produce la rotura de una arteria, generalmente es una vena pequeña dentro de la cabeza que produce un sangrado en el cerebro.

Flores señaló que la principal causa del ACV hemorrágico es la hipertensión arterial alta o mal controlada. Cuando se da un aumento importante de la presión en forma crónica, en algún momento se rompen algunos vasos a nivel cerebral y se produce el sangrado, explicó.

También manifestó que se trata de una enfermedad altamente prevalente en el mundo, siendo la primera causa de discapacidad y tercera en cuanto a mortalidad, además de que en algunos casos deja devastadoras secuelas en las personas que la sufren.

Según los datos proporcionados por el Hospital de Clínicas, la Unidad de Ictus registra casi el 70% de casos de ACV del tipo isquémico y el 30% restante a causa de una hemorragia intracerebral.

Un dato que genera cierta preocupación en los especialistas es el hecho de que se observa una población relativamente joven con diagnóstico de Accidente Cerebrovascular (ACV), en comparación con otros sitios del mundo. “Tenemos pacientes con una media edad de 60 años que tienen Ictus por primera vez y que aún se encuentran en una etapa productiva de sus vidas, a diferencia de otras partes del mundo que llevan una media mayor de más de 70 años”, detalló el Dr. Flores.

En lo que se refiere al tratamiento, los informes médicos señalan que solo un 20 a 23% de los pacientes que llegan hasta el Hospital de Clínicas son candidatos para recibirlo, ya que depende del tiempo o periodo de ventana que comprende las cuatro horas y media una vez iniciado los síntomas del derrame.»

Recomendamos leer la noticia completa en la web original  hoy.com

Más

Más de 800 ictus en Santiago de Compostela

Hola lectores de tratamientoictus.com. Hoy compartimos una noticia regional sobre la incidencia de Ictus en la zona de Santiago de Compostela.

Resultado de imagen de ictus galicia

Como podemos leer en Lavozdegalicia.com: «Más de 120 expertos en infarto cerebral se dan cita desde ayer en Santiago con motivo del simposio internacional organizado por el departamento de Neurorradioloxía del Hospital Clínico en el que se analizarán las técnicas más novedosas para el tratamiento del ictus, una dolencia que en el último año hizo que la unidad específica del centro médico compostelano tuviera que valorar a 818 pacientes, de los que 421 fueron ingresados en el propio CHUS.

De esos 818 pacientes valorados, 634 lo fueron por ictus isquémicos y 184 por la variante hemorrágica de esta enfermedad. Un total de 69 fueron tratados con fibrinólisis intravenosa, mientras que en este mismo período de tiempo se han practicado cerca de cien trombectomías mecánicas. Esta es, precisamente, la técnica más novedosa en el tratamiento del ictus y en Galicia fue introducida por el Hospital Clínico hace ahora cinco años.

En el encuentro que se inauguró ayer en Santiago, que está coordinado por el neurorradiólogo José Pumar, serán presentadas numerosas mejoras tecnológicas y estudios que se están realizando en todo el mundo sobre las mejoras que presenta esta técnica en el tratamiento del ictus y la disminución de secuelas graves que aporta.

También se darán a conocer los resultados de un estudio que abre la posibilidad a que se amplíe la ventana terapéutica de indicación para la aplicación de la trombectomía, lo que permitiría aplicar esta exitosa técnica en aún más casos.

El Hospital Clínico está dotado de dos salas de radiología intervencionista que cuentan con tecnología de primer nivel, lo que permite realizar estudios clínicos complejos. La combinación de tecnología punta y excelencia profesional ha permitido convertir a Santiago en una referencia nacional en el tratamiento de diversas dolencias neurológicas.»

Más

Las mujeres tienen más riesgo de sufrir un Ictus.

Hola lectores de Tratamientoictus.com. Hoy vamos a compartir una noticia de rtve sobre la mayor incidencia de Ictus en mujeres.

Resultado de imagen de ictus mujer

Según leemos en rtve.es: «Cada catorce minutos una mujer sufre un ictus, una enfermedad que padecen en mayor medida ellas y que en el 80 % de los casos se puede prevenir con pautas de vida saludable que conocemos todos, pero que olvidamos, y manteniendo a raya indicadores como el colesterol y la tensión.

A esos factores de riesgo se unen otros que hay que evitar, como el sedentarismo, la obesidad y el tabaco, además de aprender a saber gestionar el estrés, una cuestión que se ha tratado en un taller contra el estrés para prevenir el riesgo de ictus en mujeres, organizado por Boehringer Ingelheim.

Los infartos cerebrales son la primera causa de muerte de las mujeres en España. Una de cada cinco mujeres sufre un accidente cerebrovascular en algún momento de su vida y en España más de 16.000 mueren al año por ello, 4.000 más que entre los hombres. ¿Por qué las mujeres son más proclives a sufrir un ictus?

Mayor sensibilidad biológica a un daño cerebral

Las razones las da la doctora Almudena Castro, coordinadora de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital La Paz de Madrid, presidenta de la sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología y directora de Mimocardio, un proyecto para mejorar la comunicación entre médicos y pacientes.

Hombres y mujeres comparten los factores de riesgo de ictus, pero ellas padecen más patologías de vasos sanguíneos y arterias porque «tienen mayor sensibilidad biológica a sufrir un daño cerebral por cualquier estímulo, como por ejemplo el tabaco».

Recomendamos leer la noticia entera en su web.

«Cualquier enfermedad que tenga un impacto sobre las arterias tiene un efecto más rotundo en las arterias de las mujeres», incide Castro y sus consecuencias varían dependiendo de la zona que ha afectado al vaso infartado, del tiempo que ha estado el cerebro sin recibir sangre y del daño que ha producido.

Más

Registro Gallego de incidencia de ICTUS

Hola lectores de tratamientoictus.com. Hoy compartimos una noticia de lavozdegalicia.com sobre el registro anónimo que van a llevar a cabo en Galicia sobre la incidencia del Ictus.

Resultado de imagen de ictus galicia

Como podemos leer en el periódico «La Consellería de Sanidade prepara la activación de un Rexistro Galego de Ictus del que hará seguimiento una comisión de expertos con el objetivo de conocer a fondo cómo se comporta el sistema de salud de Galicia ante esta dolencia en la que el tiempo de reacción es determinante en la incidencia de los episodios.

Esta herramienta de gestión permite el análisis y la autoevaluación del Sergas, además de aportar información para mejorar la planificación y ordenación de los recursos. La inscripción de casos será anónima, pero tendrá una ficha con unas variables mínimas, como el centro de atención, la hora del inicio de los síntomas, el momento en el que se contacta con el 061, la primera atención en el hospital o el tipo de ictus del que se trata. El registro complementa el Plan Galego de Ictus, que en sus diez primeros meses de funcionamiento detectó 1.052 casos, con 324 tratamientos de recanalización vascular y 82 operaciones para atajar la obstrucción, reduciendo así la mortalidad por esta incidencia médica.»

Más

La mortalidad por Ictus en Costa Rica desciende a la mitad

Hola lectores de Tratamientoictus.com. La mortalidad por Ictus en la nación de Costa Rica ha descendido a la mitad en 40 años. Como podemos leer en lanacion.com:

Resultado de imagen de mortalidad ictus

«En 1970 hubo 511 muertes atribuidas a los ACV frente a 1.006 en el 2009. No obstante, cuando se analizan las tasas por cada 100.000 habitantes, se ve un descenso del 62,1% en el caso de las mujeres y del 53,7% en los hombres, para un promedio del 58%.

¿A qué se debe esta disminución? Para Ronald Evans, coordinador del estudio, hay dos aspectos que ayudan a que la mortalidad sea menor. Por un lado, hay mejores terapias, fármacos y una atención médica más oportuna y de mayor calidad.

Por otra parte, existen grupos dentro de la población en los que sí ha calado el mensaje de tener un estilo de vida saludable con una mejor alimentación y actividad física constante, lo que también evita el mal.»

Este descenso de mortalidad se ve empañado por una gravedad mayor en las secuelas de los Ictus en los pacientes dejando mayores afectaciones motóricas y del lenguaje.

 

Más

Cada 14 minutos alguien muere por Ictus en España

Buenos días lectores de tratamientoictus.com»

Hoy vamos a compartir una noticia estadística muy llamativa que publicaron en 2014 los compañeros de la SEN y que he rescatado de mis archivos hace unos días.

El ictus es y será un gran problema sociosanitario. Proyección de eventos de ictus en mujeres y hombres. Unión Europea 2000-2025. Fuente: neurodidacta.es

Gráfico 2

Cada 14 minutos alguien muere como consecuencia de un Ictus en nuestro país. Como podemos leer en observatoriodelictus.com:

«el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (GEECV) de la Sociedad Española de Neurología (SEN) con la colaboración de Boehringer Ingelheim y del Observatorio del Ictus ha puesto en marcha, por tercer año consecutivo, la mayor red nacional de puntos informativos y pruebas de prevención de ictus en la que participan 45 hospitales de todo el territorio nacional.

Este año el lema es “Únete a nosotros en la lucha contra el ictus” y el objetivo es dar a conocer la importancia de las labores preventivas, aprender a identificar las señales de aviso de un posible ictus y saber cómo actuar para evitarlo ya que se trata de la segunda causa de muerte en España (primera entre las mujeres) y afecta cada año a 110.000-120.000 personas; es decir, cada 14 minutos muere un paciente por ictus en España.

Durante la jornada, se prevé atender a más de 10.000 personas en estos espacios donde se llevarán a cabo diferentes pruebas preventivas de ictus como el control de la presión arterial y glucemia y doppler. En palabras del Dr. Jaime Gállego, Coordinador del GEECV de la SEN “este año volvemos a estar muy satisfechos porque contamos aún con más puntos habilitados con la inclusión de más neurólogos y hospitales por lo que conseguiremos llegar a más población con esta tarea preventiva. Es una magnífica ocasión para lanzar esta campaña informativa sobre el ictus, cómo prevenirlo y luchar contra él cuando se presenta. Hay una ventana terapéutica que permite en el ictus isquémico actuar con fármacos eficaces para disolver el coágulo y a veces actuar con procedimientos endovasculares. Si se administran a tiempo, en muchos casos se eliminan las secuelas”.

Si busca un equipo en Madrid para la neurorehabilitación a domicilio de su familiar contacte en el 654520362 con el Coordinador del equipo multidisciplinar (logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional y psicología) de www.tratamientoictus.com. El precio de la sesión en Madrid capital es de 35 euros, pudiendo variar en el resto de la Comunidad Autónoma.  

Más

El 20 % de la población cacereña tiene riesgo de sufrir Ictus

Como podemos leer en Hoy.es un estudio :

«Pedro Jesús Labrador Gómez (Cáceres, 1974) ha invertido los últimos cinco años en recabar y estudiar de forma pormenorizada 300.000 analíticas rutinarias de 100.000 pacientes distintos pertenecientes a 18 centros de salud del área sanitaria de Cáceres. El resultado de su investigación ha quedado plasmado en su tesis doctoral y arroja que un 20 por ciento de estos pacientes tiene un riesgo alto de presentar una enfermedad cardiovascular en los próximos cinco años. Es decir, puede ser víctima de un infarto agudo de miocardio o de un ictus cerebral, entre otras dolencias.

El doctor Labrador es nefrólogo en el Hospital San Pedro de Alcántara. Leyó su tesis el pasado 11 de diciembre en la Universidad de Extremadura. Obtuvo un sobresaliente cum laude. La investigación, que lleva por título ‘Perfil bioquímico del riesgo cardiovascular en población extremeña y su relación con la asistencia nefrológica’, ha estado dirigida por Juan Ramón Gómez Martino, jefe del servicio de Nefrología en el Hospital San Pedro de Alcántara, y José Manuel Fuentes, profesor de Bioquímica de la Facultad de Enfermería y Terapia Ocupacional del campus cacereño.

«Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte a nivel mundial. Y en Extremadura ocasionan alrededor de 3.500 muertes al año, además de una pérdida prematura de años de vida y discapacidad», resume el médico.

Pedro Jesús Labrador también ha trazado en su tesis un perfil de los usuarios más habituales de los centros de salud cacereños. El estudio de las analíticas de los pacientes pone de manifiesto que la población cacereña que pasa por los centros de atención primaria es una población envejecida, donde el 30 por ciento son mayores de 65 años y el 11 por ciento sobrepasa la frontera de los 80 años. «Hemos visto, además, que las mujeres van más a los centros de salud que los hombres», apunta como dato curioso.

Los datos no solo se refieren a los centros de salud de la capital. También hacen referencia a los de poblaciones cercanas, como Arroyo de la Luz, y a otras más alejadas, como Valencia de Alcántara. No se han incluido, sin embargo, las analíticas dependientes de la zona de Trujillo.

En la tesis también se deja constancia de que el 36 por ciento de los pacientes presentan alteraciones de los niveles de glucosa en algún momento del periodo analizado. De ese 36 por ciento, un 25 por ciento presentaría una situación previa a la diabetes y un 11 por ciento, podría ser considerado diabético.

«De acuerdo con las guías europeas de hipertensión arterial, hasta el 80 por ciento de los pacientes presentan en algún momento una alteración lipídica, siendo la más frecuente la presencia de niveles elevados de colesterol: el 60 por ciento de los casos. Si bien, en los cinco años analizados hemos observado una reducción de los niveles medios de colesterol total y de colesterol LDL, que es el malo, del 6 y el 12 por ciento respectivamente», explica el facultativo. Además, los análisis permiten saber que el 7,6 por ciento de la población presentaría enfermedad renal crónica.

Los hombres, señala el autor de la tesis, sufren las enfermedades cardiovasculares a una edad más temprana que las mujeres. «Pero la suerte es que estas enfermedades se pueden prevenir porque los factores que la predisponen son corregibles: colesterol, azúcar e hipertensión», indica. De ahí que recomiende reducir el consumo de sal, controlar el peso, hacer ejercicio físico de forma regular y hacer una dieta sana y equilibrada. Estos cuidados se deben extremar a partir de los 55 años en el caso de los hombres y a partir de los 65 en el caso de las mujeres, ya que son las edades a partir de las cuales se eleva el riesgo de sufrir este tipo de dolencias.

Extremadura, recuerda Labrador, cuenta con un Plan Integral de Enfermedades Cardiovasculares, cuyo objetivo es reducir el impacto que estas dolencias tienen en la población. Además de la diabetes, el colesterol, la hipertensión y la enfermedad renal crónica, también son factores de riesgo el consumo de tabaco y el envejecimiento.»

Más

Un buen artículo sobre el Ictus en Elpais.com

Hoy rescatamos un buen artículo de elpais.com sobre el Ictus  de hace un año:

«Un minúsculo coágulo de sangre es capaz de desencadenar una tragedia en el cerebro. Una mitad del cuerpo siente que se le va la fuerza; los ojos solo son capaces de ver una parte de lo que tienen delante o ven doble; hablar o entender lo que el otro dice se convierte en algo imposible, frustrante; el cuerpo pierde el equilibrio, se descoordina y tiene dificultad para poner en orden acciones que antes eran automáticas, como hacer la cama. Son algunas de las secuelas del ictus, que se produce en la gran mayoría de los casos cuando una obstrucción en las arterias impide que la sangre fluya en el cerebro. La falta de oxígeno puede llegar a matar a las neuronas afectadas. Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de mortalidad en España y uno de los primeros factores de discapacidad: el 40% de los supervivientes se enfrentan a secuelas, de mayor o menor gravedad, que cambian la vida de muchos de ellos. Tienen un largo y duro camino por delante para reentrenar el cerebro.

La incidencia de esta enfermedad va en aumento en España (y en todo el mundo), en paralelo al envejecimiento de la población y a unos hábitos de vida manifiestamente mejorables, según constata laSociedad Española de Neurología. Los datos para analizar la evolución son aún limitados. Lo que sí se sabe es que hubo casi 120.000 altas hospitalarias de pacientes que habían sufrido un ictus en 2013, un 36% más que 15 años antes, según el Instituto Nacional de Estadística. Los médicos aseguran que la mejora del diagnóstico y el tratamiento se ha traducido en una reducción de la mortalidad, que ahora afecta al 30% de los casos.

“Diagnosticamos más y mejor; hace 20 años esta enfermedad permanecía oculta”, opina Exuperio Díez Tejedor, jefe del servicio de neurología del hospital Universitario La Paz en Madrid. Los ciudadanos disponen en la actualidad de más información sobre los síntomas y los pasos a dar en caso de accidente cerebrovascular, también conocido como infarto cerebral, hemorrágico, trombosis, embolia y apoplejía, aunque no todos son exactamente lo mismo. Lo que más ha marcado la estrategia en relación con el ictus es el descubrimiento a final del siglo pasado de que, contrariamente a lo que se creía, las neuronas dañadas son capaces de recuperarse de una lesión e incluso las sanas pueden asumir funciones de otras que han muerto. “Se pensaba que no había nada que hacer; hoy sabemos que el cerebro es altamente regenerable, sobre todo si se actúa rápido”, dice.

En ese duro proceso de recuperación está Javier Herreros, de 52 años, funcionario del Ministerio del Interior, ahora de baja, que desde que sufrió un ictus en julio de 2014 tiene dificultades para andar. “La silla de ruedas es el signo más evidente de lo que le ha sucedido, pero hay mucho más detrás”, apunta Inmaculada Gómez Pastor, directora gerente del Centro Estatal de Atención al Daño Cerebral (Ceadac), situado en Madrid. Se trata de uno de los centros a los que se puede acudir en España en busca de rehabilitación. Javier, casado y con una hija de 15 años, entró hace tres meses. Tiene movilidad reducida en un brazo. No puede prepararse un café. “En el habla he mejorado mucho”, cuenta de forma pausada. “Todo ha cambiado, no me queda más remedio que asumirlo”, confiesa. “Está a punto de dejar la silla de ruedas”, destaca Susana Pajares, médico rehabilitador. Toda una noticia para alguien que vive en un segundo sin ascensor. “Cuando sufrió el ictus descubrió que tenía hipertensión y el colesterol alto”, dice.

En España, hay 55 unidades hospitalarias especializadas; una veintena de provincias no tiene ninguna

El colesterol alto, la hipertensión, la diabetes, las cardiopatías (arritmias), el tabaquismo, el alcohol, el sedentarismo y la obesidad son factores típicos de riesgo de las enfermedades vasculares. A veces la víctima es el corazón, a veces el cerebro. En el caso de los hombres, la primera causa de mortalidad es el ataque cardiaco, seguido del cerebral. En el caso de las mujeres, el ictus está en el primer puesto. En ambos casos se trata de causas individuales. Si se suman todas las muertes debidas a diferentes tumores, el cáncer va en cabeza.

El envejecimiento de la población es un factor clave. “El ictus no es una enfermedad solo de ancianos, aunque es evidente que afecta sobre todo a los más mayores”, afirma Díez Tejedor. También afecta a gente más joven. La Sociedad Española de Neurología estima que un 10% tienen menos de 50 años. Pese a que nunca ha habido tanta información disponible para llevar una vida sana, los factores de riesgo siguen al alza. “Existe una tendencia a la negación de la enfermedad. Por ejemplo, cuando preguntamos a nuestros pacientes por qué creen que han sufrido un ictus, muchos lo achacan a los nervios, al estrés, a un susto, a la mala suerte; y no a que coman mal, fumen, beban y no hagan ejercicio. Lo más curioso es que después de pasar por un taller informativo que organizamos sobre el ictus, muchos siguen contestando lo mismo. La prevención de la enfermedad vascular debería empezar en la infancia”, relata el doctor en su despacho en la planta de neurología de La Paz.

Los doctores Fuentes (izquierda) y Díez Tejedor, en la unidad de ictus del hospital La Paz, en Madrid. / SAMUEL SÁNCHEZ

La unidad de ictus del hospital es pionera. Ahora cumple 20 años. En ella, profesionales de la sanidad especializados en infarto cerebral trabajan para que el diagnóstico y el tratamiento se consigan en el menor tiempo posible. La supervivencia y el alcance del daño que sufra el paciente dependerán en gran parte de la rapidez con la que sea atendido. “Cuanto antes se libere la obstrucción y se restaure el flujo sanguíneo, mejor será la expectativa de recuperación”, dice la responsable de esta unidad, Blanca Fuentes, mientras señala en la pantalla del ordenador la imagen de un trombo alojado en la arteria de un enfermo.

“Las primeras horas son cruciales. En esa unidad controlamos al paciente para intentar que reciba el tratamiento sin sufrir complicaciones, como infecciones, alteraciones de la tensión, entre otras”, explica la neuróloga. Otro paso importante es aplicar el tratamiento sin esperar mucho. En las cuatro o cinco horas después del inicio de los síntomas, en el caso de un ictus isquémico (son el 80%; el resto son hemorrágicos), la primera opción es la trombólisis intravenosa, que permite llegar a la obstrucción cerebral a través de la sangre. Si no funciona, la alternativa puede ser un cateterismo: desde la carótida, en el cuello, se introduce un cable hasta el trombo y se extrae con una especie de pinza.

El éxito de las unidades de ictus llevó a las comunidades autónomas a suscribir en 2008 una estrategia nacional contra el infarto cerebral. El objetivo era disponer de al menos una plaza especializada por cada 100.000 habitantes (incluida una cama, con un neurólogo presente las 24 horas, enfermeros entrenados y monitorización). Sin embargo, este plan lleva cuatro años de retraso. Una veintena de provincias no cuentan con una unidad de ictus, según la Sociedad Española de Neurología, lo que hace disminuir la calidad de la atención médica que reciben sus habitantes. En la actualidad hay 55 unidades de ictus, casi todas concentradas en Madrid y Barcelona, un dato que mejora sustancialmente lo que había hace unos años, pero que está todavía lejos de lo previsto. Solo Navarra y Cantabria cumplen el objetivo de una cama por cada 100.000 habitantes.

“Los planes promovidos desde la Administración suponen un impulso, aunque muchas cosas las hemos conseguido por iniciativa de los propios hospitales, organizándonos entre nosotros”, añade Díez Tejedor. “Todo está parado; confiamos en que el plan se reactive a lo largo del año”, explica Carmen Aleix, presidenta de laFederación Española de Ictus, que agrupa a asociaciones de pacientes y familiares. Aleix no es la única que considera que invertir en prevención y en estas unidades supone al final un ahorro para las arcas públicas: “El coste social del ictus se estima en 6.000 millones de euros al año, el equivalente al 5% del gasto sanitario”.

Una de las últimas novedades ha sido la aplicación de la telemedicina. La unidad de La Paz, por ejemplo, está conectada con otros centros de la comunidad que no disponen de este servicio a través de videoconferencia. Si a esos centros llega un enfermo sospechoso de sufrir un ictus, se le pone en contacto con un neurólogo del hospital, que le explora, consulta las pruebas que le hayan hecho y decide, en ese mismo momento y si es posible aplicarlo, qué tratamiento es el mejor, antes incluso de que sea trasladado en ambulancia.

La mejora de las pruebas diagnósticas —escáneres y resonancias sobre todo— ha facilitado la identificación del daño cerebral. Además, ingenieros, informáticos y neuropsicólogos están trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a mejorar el día a día de las personas con secuelas importantes. Los expertos en rehabilitación del Ceadac han puesto en marcha varias iniciativas. Un sistema de focos luminosos que apuntan al suelo ayuda a aprender, de nuevo, un patrón normal de marcha. “Hay una aplicación móvil que permite comunicarse a las personas que tienen dificultades para escribir o hablar; si necesitan ayuda, marcan con un solo dedo una imagen de un señor preocupado y el receptor recibe el mensaje escrito de ‘necesito ayuda”, explica la directora del centro. Colaboran con la Fundación Vodafone a fin de desarrollar un sistema de comunicación móvil para personas con dificultades. Mientras, un mecanismo de estimulación eléctrica ayuda a los afectados a reconectar con sus músculos.

La doctora Blanca Fuentes señala, en una arteriografía, dónde se encuentra alojado el trombo de un paciente. /SAMUEL SÁNCHEZ

Situado en el norte de Madrid, el Ceadac está abierto a ciudadanos de toda España. Depende del Ministerio de Sanidad y fue creado hace 12 años como centro de referencia para la rehabilitación de personas con traumatismo craneoencefálico, con una edad tope de 55 años. La estancia media oscila entre seis y ocho meses. Sin embargo, la mayoría de los 250 usuarios que pasan cada año por el centro se están recuperando de un ictus. “Salvamos vidas que antes no salvábamos y ahora sabemos que el cerebro es plástico y podemos rehabilitarlo”, cuenta su directora. “La gente que tenemos aquí es muy joven y tiene toda la vida por delante; hemos de intentar que la vivan lo mejor posible”, asegura. El Ceadac es una de las opciones para los que necesitan rehabilitación. Otras alternativas son los servicios de fisioterapia de los propios hospitales y sus centros especializados de área, los hospitales de media estancia y los centros privados.

Para las familias, la recuperación del paciente es determinante. El coste para alguien que necesite ayuda a diario —no hay datos sobre qué porcentaje son— se calcula en unos 25.000 euros al año de media. “Los grandes discapacitados no podrán volver a trabajar; requerirán el apoyo de un cuidador o alguien de la familia que quizá tenga que dejar el trabajo; si van en silla de ruedas, deberán adaptar la vivienda”, relata Carmen Aleix, que añade que los recortes presupuestarios en rehabilitación y dependencia por la crisis han empeorado la situación.»

Más

6.000 ictus al año en la Comunidad Valenciana

Según la noticia de lasprovincias.es en la Comunidad Valenciana se dan 6.000 casos de Ictus al año.

infografia-ictus

«La Comunitat Valenciana registró en el pasado año un total de 6.074 casos de ictus diagnosticados, una enfermedad repentina que supone una brusca interrupción del flujo sanguíneo al cerebro afectando al sistema nervioso central, a veces de forma muy grave y cuya causa puede ser la oclusión de una arteria o la ruptura de un vaso sanguíneo, según la Generalitat Valenciana.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, recordó ayer, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus, que esta enfermedad cerebrovascular es «uno de los mayores problemas de salud en nuestra sociedad», que sólo en la Comunitat generó 50.975 estancias hospitalarias el año pasado.»

Más

Aumentan los Ictus en España

Según una noticia publicada en el diario ABC.es «El envejecimiento de la población está provocando que enfermedades que tiempo atrás tenían poca incidencia ahora incrementen sus cifras como es el que caso del ictus y sus secuelas neurocognitivas y/o motoras. Por ello, debido a estas enfermedades asociadas al envejecimiento, es necesario apostar por la transformación de la atención hospitalaria en un sistema para crónicos y no tanto para agudos. Así lo ha señalado Juan Carlos Miangolarra, de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) con motivo del Día del Daño Cerebral que se celebra hoy.

El especialista de SERMEF ha explicado que las líneas de trabajo de la rehabilitación en torno al paciente con daño cerebral son la autonomía del paciente, la funcionalidad y la calidad de vida. De todos ellos ha destacado la funcionalidad ya que el desarrollo de nuevos elementos tecnológicos está permitiendo ganar autonomía a los afectados.

«Los sistemas de mejora de la comunicación y del control de la movilidad y del equilibrio, a través de robots, están permitiendo lograr avances que hasta la fecha eran difíciles de alcanzar. Por ejemplo, los sistemas tecnológicos basados en sistemas informáticos y de software permiten mejorar la comunicación en pacientes con daño cerebral. Hasta hace poco algunos pacientes no podían comunicarse», señala.

Rehabilitación física

Sin embargo, ha reconocido, que «el desarrollo de la tecnología en rehabilitación física (robots para controlar el movimiento) no es posible de asumir en la sanidad, en muchos casos, por falta de formación de los profesionales». «Trabajamos con los ingenieros y nos proponen mejoras que no son fáciles de aplicar. No somos capaces de poner en práctica mucha de la tecnología. Debemos apostar, sin duda, por la formación de nuestros profesionales. Un ejemplo claro es no tener cultura de que en un servicio de rehabilitación la figura de un bioingeniero puede ser muy importante», añadió.

En una jornada organizada por la Federación Española de Daño Cerebral(FEDACE) con motivo del Día del Daño Cerebral se han presentado nuevos datos de impacto del daño cerebral adquirido en España una discapacidad que, según el estudio realizado con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad, afecta a 420.000 personas en nuestro país.

‘Bases para el estudio de la situación y necesidades de las personas con Daño Cerebral Adquirido’ ha sido la primera fase de un estudio para conocer en profundidad la realidad de las familias que viven con el daño cerebral. Al dato de prevalencia del Daño Cerebral Adquirido en España, 420.064 personas, extraído de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD) del año 2008; se añaden nuevos datos de incidencia que permiten establecer un perfil más acertado de la persona con Daño Cerebral Adquirido.

Ictus

Cada año se dan 104.701 nuevos casos de daño cerebral adquirido. La principal causas de daño cerebral es el ictus, al que le corresponden 99.284 de estos casos anuales; seguido por el traumatismo craneoencefálico (4.938 casos anuales) y la anoxia (1.442 casos anuales).

Esta alta incidencia del ictus se ve reflejada en los datos de prevalencia: un 78% de las 420.000 personas con daño cerebral lo desarrollaron a causa de un accidente cerebrovascular. Dentro del colectivo, el 65,03% es mayor de 65 años, el 52% son hombres y el 89% presenta alguna discapacidad para realizar actividades básicas de la vida diaria. Por otra parte, el estudio refleja las valoraciones de discapacidad que se han realizado al colectivo. De las 420.000 personas con DCA, 113.132 han sido valoradas por los servicios públicos de reconocimiento de discapacidad y 73.584 personas han sido reconocidas con un grado superior al 65%.

Lesiones deportivas

El daño cerebral adquirido se refiere a la afectación de estructuras encefálicas en personas que no han nacido con ningún tipo de lesión neurológica pero que en un momento posterior de su vida sufren un accidente cerebrovascular. La forma más común de daño cerebral adquirido son los ictus y el traumatismo craneoencefálico (TCE), cuya principal causa, a su vez, son los accidentes de tráfico, aunque también los laborales y deportivos.

Las secuelas de un daño cerebral son múltiples y, dependiendo de la gravedad y de la zona afectada, se manifiestan en trastornos de la movilidad, problemas de comunicación, déficit cognitivos y alteraciones emocionales y de la conducta. Esta combinación de secuelas imposibilita la realización de alguna actividad básica de la vida diaria en un 60% de los casos y la discapacidad severa o total en un 45%.»

Más

Un 75% de los Ictus son en personas mayores de 65 años.

Hoy compartimos una noticia de medicinatv.com sobre el porcentaje de casos de Ictus mayores de 65 años.

«Un estudio del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) Jordi Gol ha analizado la mortalidad, el grado de dependencia, la supervivencia y los años potenciales de vida perdidos después de un episodio de ictus. Este estudio se ha impulsado desde la Unidad de Apoyo a la Investigación del IDIAP Jordi Gol en las Terres de l’Ebre.

Resultado de imagen de ictus cerebral

Se hizo un seguimiento de un total de 553 personas que sufrieron un primer episodio de ictus entre abril de 2006 y mayo de 2008, con una media de edad de 73 años, sobre una población de referencia de 130.649 personas, correspondiente a ocho áreas básicas de salud de las Terres de l’Ebre. En la fase inicial se hizo un estudio retrospectivo desde un año antes de sufrir el episodio hasta finalizar la primera fase de seguimiento el 31 de marzo de 2010. Aún hoy, se hace el seguimiento prospectivo y se ha ampliado con los nuevos episodios de ictus que han sufrido los participantes.

Se recogieron los datos a través de los registros de la consulta de atención primaria y de la búsqueda y localización de los pacientes en los registros hospitalarios generales y específicos del Código Ictus, entre otros. Se recogían tanto las variables clínicas, como la discapacidad residual y el estado vital de los pacientes incluidos en el estudio mediante el registro centralizado de defunciones y a partir de la información existente en los centros que intervienen en el proceso de atención a los pacientes con ictus (cuidadores a domicilio, centros de agudos y centros de convalecencia de larga duración). Todo este seguimiento de datos se cruzó con las diferentes variables analizadas en el estudio: incidencia, mortalidad, años potenciales de vida perdidos y supervivencia.

 

 

Los resultados

En el período de entre 75 años-84 años se concentra la frecuencia relativa más elevada de sufrir un ictus. El número de casos es similar entre hombres y mujeres en todos los grupos de edad, pero a partir del período de 75 años-84 años bajan los casos en los hombres mientras que en las mujeres se mantienen y se incrementan.

La hipertensión arterial no sólo representa el factor de riesgo cardiovascular más prevalente, sino que también es el que se asocia a mayor riesgo relativo (se multiplica por ocho) de sufrir un primer episodio de ictus, seguido por la fibrilación auricular (se multiplica por seis).

El código ictus se activó en el 32,5% de los casos, intra hospitalariamente en el 77,8%. La fibrinólisis (que es un tratamiento aplicable antes de 4h desde el inicio de los síntomas, con el objetivo de disolver el coágulo que ha ocasionado el problema, dado que el ictus es una obstrucción del riego sanguíneo en una zona del cerebro) se asocia a más supervivencia entre las mujeres (la incidencia de mortalidad en general fue 8,5/100 personas por año de seguimiento, en las mujeres fue de 4,2/100 casos por año de seguimiento, y en los hombres de 13,4/100 casos por año de seguimiento) y a un mejor pronóstico funcional (menos discapacidad residual).

Después del episodio de ictus, se observa un incremento significativo en la prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular, especialmente: hipertensión arterial, fibrilación auricular y dislipemia.

En el primer año posterior al episodio, el 41,5% de los pacientes presentan algún grado de dependencia moderada; y hay una pérdida de independencia media del 27,3% en el valor de la escala de Barthel (la escala que valora la capacidad que tienen las personas para desarrollar autónomamente actividades de la vida diaria), que es más significativa entre las mujeres.

Un 26,6% de los pacientes murió durante el periodo de seguimiento (a lo largo de los 4 años), pero la probabilidad de morir fue superior en el primer año, donde se produjo el 59,2% de las muertes de todo el período de seguimiento.»

Más

Cada 14 minutos muere un paciente por ictus en España, según la SEN

Según la noticia que publicaba Observatorio del Ictus hace unos meses y que ahora destacamos en nuestra web, en nuestro país fallece una persona cada 14 minutos por causa del Ictus.

«En los últimos años se registra una tendencia a la baja en la mortalidad gracias a los trabajos de prevención, detección precoz y mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria.

Por tercer año consecutivo la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha puesto en marcha la mayor red nacional de puntos informativos y pruebas de prevención de ictus con la que se espera atender a más de 10.000 personas.»

Más