Todos los posts en artículos

Escala de somnolencia de Epworth

Escala de somnolencia de Epworth

Hola lectores de Tratamientoictus.com. Hoy vamos a hablar de la escala de somnolencia de Epworth, una evaluación válida para la valoración de pacientes con sospecha de SAHS (Síndrome de apneas hipopneas durante el sueño).

Resultado de imagen de test de epworth

En el artículo  de Pablo Potthoff et al  Síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño y fibrilación auricular. Estudio de caso-control.Rev Chil Cardiol 2012; 31:35-40 podemos aprender más sobre el SAHS y la evaluación cuando hay sospecha.

En la web http://www.fundacionneumologica.org/sueno/epworth.htm podemos completar el test y obtener directamente el resultado.

Para evaluar el resultado hay que sumar todos los ítems y colocarlo en esta escala: (es necesario complementar este test con las demás pruebas para determinar la existencia de Síndrome de apnea hipopnea durante el sueño)

Entre 0 y 6: no tiene somnolencia diurna

Entre 7 y 13: tiene ligera somnolencia diurna.

Entre 14 y 19: tiene moderada somnolencia diurna.

Entre 20 y 24: somnolencia diurna es grave.

Más

¿Qué es el Powerbreathe?

¿Qué es el Powerbreathe?

Hola lectores de Tratamientoictus.com Hoy vamos a hablar del entrenamiento de la musculatura respiratoria, y para ello usaremos un dispositivo que está muy accesible en el mercado, el POWERBREATHE.

Resultado de imagen de powerbreathe

Como podemos leer en la web Powerbreathe.es : “POWERbreathe® es el resultado de 10 años de investigaciones dirigidas a la mejora de la capacidad y mecánica respiratoria.

 De fácil utilización, puede ser usado por personas de todas las edades y condiciones físicas, con el objetivo de mejorar la respiración.

 Tal y como se ha demostrado en laboratorio, la realización de 30 respiraciones dos veces al día a través del POWERbreathe® es suficiente para dinamizar, reforzar y potenciar la musculatura inspiratoria. Tras unos días de utilización ya es posible objetivar los beneficios que trae consigo el POWERbreathe® y al cabo de 4 semanas, la capacidad pulmonar habrá aumentado lo que permitirá disfrutar de un estilo de vida más activo, e incluso mejorar el rendimiento físico.

 El POWERbreathe® reforzará su diafragma y mejorará su respiración cotidiana; le ayudará también a afrontar mejor las situaciones de estrés.

 POWERbreathe es el aparato de entrenamiento de la musculatura inspiratoria oficial del Ironman y del Irongirl, y fruto de esa sponsorización surgen las series Ironman y Irongirl de POWERbreathe.”

A nivel personal lo he usado para entrenamiento de paciente pre y postquirúrgico, oncológico y deporte. Es un aparato que te ofrece una resistencia a la entrada del aire y demanda más fuerza de los músculos inspiratorios. Se puede graduar en una escala del 1 al 10 y hay diversas modalidades de aparatos. Nosotros trabajamos con la casa BIOCORP, donde puede comprar cualquiera de los aparatos y están formados en el fundamento y uso del entrenamiento de la musculatura respiratoria para diferentes tipos de pacientes.

En el siguiente vídeo podéis ver cómo se usa. La rutina recomendada son 30 respiraciones máximas dos veces al día durante 4-6 semanas de entrenamiento.

Más

¿Qué es un foot-up?

¿Qué es un foot-up?

Hola lectores de Tratamientoictus.com. Hoy vamos a hablar de una ayuda ortésica para muchas de las personas que tienen una patología neurológica. Se trata del Foot-up.

Órtesis de tobillo y pie Foot-Up® ÖssurComo se puede observar en la fotografía, el Foot-up es un antiequino muy sencillo de usar. Se trata de una cincha en el extremo distal de la tibia, ajustable con velcro del que sale una tira que se engancha a los cordones del zapato. Esto consigue que el pie no vaya a la flexión plantar que causa el pie equino.

 

¿Qué es el pie equino?

Por un déficit neurológico o traumatológico en la musculatura que flexiona dorsalmente (lleva el pie hacia arriba), el pie claudica y cae en flexión plantar. Esto causa una gran dificultad en la marcha, tropiezos y caídas.

Existen otras alternativas como la férula rancho de los amigos que podéis leer en esta entrada reciente

Podéis comprar un Foot-up en amazon en la siguiente dirección:

 

 

Más

Artículo sobre la Rehabilitación neurológica tras un Ictus

Artículo sobre la Rehabilitación neurológica tras un Ictus

Hola lectores de Tratamientoictus.com. Hoy voy a compartir el inicio de un artículo que me ha parecido muy interesante sobre la neurorrehabilitación

tras un ICTUS.

Resultado de imagen para revista neurologia

Neurorrehabilitación tras el ictusNeuro-rehabilitation after stroke

“La enfermedad cerebrovascular o ictus es uno de los motivos más frecuentes de asistencia neurológica urgente, representa una de las primeras causas de muerte e invalidez en los adultos y supone un enorme coste tanto humano como económico. Un reciente estudio prospectivo ha establecido que la incidencia bruta de ictus en la población mayor de 18 años es de 174 casos/100.000 habitantes y año1, y se incrementa de forma progresiva con la edad2–6. Las tasas de prevalencia ajustadas por edad son del 7,3% para los varones, del 5,6% para las mujeres y del 6,4% al considerar ambos sexos6. El ictus representa en España la segunda causa de muerte tras la cardiopatía isquémica y es la primera causa de muerte por entidades específicas en la mujer7.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ictus representa la primera causa de discapacidad física en las personas adultas y la segunda de demencia8. En la Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud (INE 1999)9, se observó que en el 13% de las personas con dependencia, ésta está causada por la enfermedad cerebrovascular, y de aquéllas, un tercio presentaba un grado de dependencia moderada; el 50%, dependencia grave, y el 16%, dependencia absoluta.

Por otra parte, se estima que el ictus consume el 3-4% del gasto sanitario en los países desarrollados, y que más del 70% de los costes sanitarios directos durante el primer año se producen durante la hospitalización10–12. Teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población y que las tres cuartas partes de los ictus afectan a pacientes mayores de 65 años, es previsible un incremento de su incidencia en los próximos años8.

Los avances en el tratamiento del ictus tienen como ejes fundamentales la atención neurológica precoz, el ingreso en las unidades de ictus, la aplicación del tratamiento fibrinolítico en el infarto cerebral y el tratamiento rehabilitador13. De todos ellos, el tratamiento rehabilitador tiene una ventana terapéutica más amplia, se puede aplicar tanto en ictus isquémicos como hemorrágicos, mejora el pronóstico funcional incluso varios meses después de producido el ictus y reduce los costes asociados a la enfermedad.

Rehabilitación en el ictus

La rehabilitación es un proceso limitado en el tiempo, cuyo objetivo es prevenir complicaciones y reducir el déficit neurológico a fin de conseguir la máxima capacidad funcional posible para facilitar la autonomía personal y la reintegración familiar y sociolaboral. La rehabilitación ha de iniciarse de forma precoz y coordinada y mantenerse durante las diferentes fases de la atención sanitaria14.

Tras la fase aguda, la neurorrehabilitación representa la única oportunidad de mejora para los pacientes que presentan una discapacidad residual tras el ictus y, a diferencia de la fibrinólisis, se estima que podría aplicarse aproximadamente al 40% de todos los ictus (isquémicos y hemorrágicos)15. La neurorrehabilitación se ha definido como el conjunto de métodos que tiene por finalidad recuperar las funciones neurológicas perdidas o disminuidas como consecuencia de un daño cerebral o medular. En los pacientes que han sufrido un ictus, los métodos empleados en la neurorrehabilitación aprovechan la plasticidad cerebral para mejorar o normalizar los déficit neurológicos y funcionales.

En los últimos años la neurorrehabilitación ha emergido como una subespecialidad con un potencial de desarrollo extraordinario, importantes aplicaciones clínicas y prometedoras vías de investigación, en la que el neurólogo debe involucrarse16. El neurólogo, por sus conocimientos en neuroanatomía, fisiopatología, neurofarmacología y los procesos de plasticidad cerebral, está en una posición ideal para participar activamente en la neurorrehabilitación y colaborar en el desarrollo de técnicas nuevas y más efectivas para mejorar el control motor y las habilidades cognitivas tras el ictus. De hecho, ya existen en algunos países programas de formación en neurorrehabilitación a los que acceden los neurólogos con especial interés en esta área. De la misma forma que la especialización del neurólogo en técnicas endovasculares le permite participar de forma activa en aspectos muy concretos del tratamiento del paciente que ha sufrido un ictus, la formación en neurorrehabilitación le posibilitará intervenir también de forma activa en los procesos de la recuperación funcional.

Los pacientes con discapacidad por ictus han de tener acceso a un equipo multidisciplinario de rehabilitación que aborde la disfunción neurológica en conjunto, tratando de mejorar todas las áreas afectas. Este equipo puede estar integrado por médicos dedicados a la neurorrehabilitación, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, neuropsicólogos, ortopedas, personal de enfermería y trabajadores sociales.

Es esencial estimar los objetivos funcionales para cada paciente y programar las intervenciones adecuadas de tratamiento que sean relevantes y eficaces en coherencia con dichos objetivos14,17. El proceso de recuperación ha de reevaluarse periódicamente y, si es preciso, reajustarlo a la situación actual.

Fases y ámbitos de asistencia en la rehabilitación de personas con ictus

1.

Fase de hospitalización en fase aguda. La rehabilitación debe iniciarse de forma precoz e integrada en una asistencia organizada como la unidad de ictus. En la fase aguda, se ha de planificar la derivación más adecuada para cada paciente de cara al alta hospitalaria: servicios específicos de rehabilitación hospitalaria, servicios de rehabilitación ambulatoria, atención a domicilio y centros de media o larga estancia. Una vez que el paciente está médicamente estable, debe iniciarse el plan de rehabilitación multidisciplinaria y por objetivos14,18.

2.

Ámbitos de rehabilitación en fase subaguda18,19. En esta fase, dependiendo de la situación clínica y/o social del paciente, el proceso de rehabilitación puede llevarse a cabo de las siguientes maneras:

Rehabilitación hospitalaria. Para individuos con discapacidad moderada o grave en dos o más áreas funcionales, que precisan cuidados de enfermería y que tienen unas condiciones médicas y cognitivas que les permiten participar en terapias de alta intensidad con el objetivo de superar la discapacidad y retornar a su medio habitual.

Rehabilitación ambulatoria. Pacientes sin déficit cognitivos importantes, con discapacidades leves o moderadas en una o dos áreas funcionales, con adecuado apoyo sociofamiliar y posibilidad de desplazamiento al servicio de rehabilitación.

Atención domiciliaria. Indicada para individuos con discapacidad moderada-grave y apoyo sociofamiliar suficiente para poder estar en casa, con dificultades de desplazamiento al servicio de rehabilitación.

Centro o residencia de media o larga estancia. Individuos en situación de discapacidad en actividades básicas, incapaces de tolerar tratamientos intensos y sin apoyo sociofamiliar suficiente como para prever el regreso al domicilio a medio plazo.”

Más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies