Noticias

A través de esta sección os actualizaremos las novedades sobre el Tratamiento del Ictus y las actividades que vamos planificando en esta Web.

Premio Ictus Sen 2015 al Dr. Martínez Vila

Han concedido el premio Ictus Sen al Dr  Martínez Vila por su incansable labor en la investigación de las enfermedades cerebrovasculares.

Como adelantab elconfidencialdigital

La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha otorgado el Premio Ictus 2014 en su modalidad científica al doctor Eduardo Martínez Vila, especialista del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud (SNS). La entrega del galardón tuvo lugar durante el Acto Institucional 2015 de la SEN que se celebró el pasado 7 de mayo, en la Sala Víctor Siurana del Edificio de Rectorado de la Universitat de Lleida. El jurado ha argumentado la concesión del premio al doctor Eduardo Martínez Vila “por su incansable dedicación al desarrollo y estudio de las enfermedades cerebrovasculares y su constante implicación con el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares y la Sociedad Española de Neurología”.

Más

Tele-rehabilitación en el Valld´Hebrón

Compartimos una noticia de estusanidad.com sobre un sistema de tele-rehabilitación motora que está implantando el Hospital Vall d,Hebron en colaboración con Vodafone. A continuación podéis leer la noticia entera.

«El Hospital Vall d’Hebron Instituto de Invetigación (VHIR) ha llegado a un acuerdo con la Fundación Vodafone España para desarrollar un nuevo sistema que permite a los pacientes que han sufrido un ictus realizar los ejercicios de rehabilitación motora en su domicilio, bajo el control del equipo médico.

El sistema, que se denomina Global Tele Rehabilitation System (GTRS), ya ha sido probado en 30 personas de todas las edades tras un año y medio de pruebas. Este grupo de pacientes han probado el nuevo equipo durante cuatro semanas seguidas en la Unidad de Terapia Ocupacional del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUGH).

Ejercicios desde el domicilio

La iniciativa consiste en una serie de ejercicios personalizados en forma de juego que tienen que seguir los pacientes con el objetivo de mejorar la movilidad de las zonas afectadas tras un ictus. Este sistema graba los ejercicios para facilitar el control de la evolución del tratamiento y, además, permite realizar videoconferencias programadas para que médicos y pacientes puedan hablar sobre el proceso de rehabilitación.

Para su uso, el sistema consta con un ordenador con pantalla táctil, una consola y una conexión móvil de banda ancha.

Mejora en las extremidades superiores

Las conclusiones del estudio, que se presentarán en el próximo Congreso de la Sociedad Española de Neurología, determinan que el uso a domicilio de este sistema durante cuatro semanas mejora las funciones motoras de las extremidades superiores de los pacientes. El siguiente reto es que el sistema mejore también el funcionamiento de las inferiores, así como otras discapacidades, así como que se pueda realizar desde cualquier otro equipo y desde cualquier lugar.»

Marc Ribó, neurólogo de la Unidad de Ictus del HUGH, ha asegurado que el sistema es “un paso adelante, que facilita la rehabilitación y ahorra costes de tiempo y dinero para el paciente y para la salud pública”.

Artículos relacionados:

Robots para la rehabilitacion del ictus

Cogwatch para ayudar a la rehabilitación del Ictus

IK4 participa en un proyecto que busca acelerar la rehabilitación de ictus y lesiones medulares con neurorobótica

Robots para rehabilitar

 

Más

Robots para rehabilitación del Ictus

Hoy compartimos una noticia de Es.euronews sobre la robótica en el tratamiento del Ictus.

A continuación podéis leer la noticia íntegra. Recomendamos visitar la web donde fue publicada.

«El Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres es uno de los centros europeos que utilizan robots para rehabilitar a los pacientes que han sufrido un ictus.

Son exoesqueletos conectados a un ordenador que funcionan como un videojuego.

Según los fisioterapeutas, se requieren al menos 500 repeticiones para notar cambios.

“Ofrece una mayor variedad a la técnica de rehabilitación, despierta un mayor interés en los pacientes que se concentran en una tarea precisa aunque los robots no pueden hacerlo todo. No podíamos comprar símplemente seis robots y no tener fisioterapeutas ni alguien coordinando porque un robot no estira los músculos, no conoce específicamente el grado de fortaleza de la
musculatura, la tonificación que necesitan”, explica la fisioterapeuta, Fran Brander.

Antes de empezar los ejercicios, los datos del grado de movilidad de la mano del paciente se cargan en el ordenador que mueve el brazo robótico.

Entonces es ese robot el que guía la mano del paciente de una forma muy precisa.

“Cuando llevas algún tiempo sin utilizar el brazo, te olvidas de las cosas que puedes hacer con él. Con las posibilidades del dispositivo terapéutico te motivan para que recuperes la movilidad y uses otra vez tu brazo derecho”, explica una paciente.

La introducción de estos nuevos dispositivos no significa que la fisioterapia tradicional vaya a desaparecer, pero quizás los humanos dejen en manos de las máquinas algunas de las tareas más repetitivas»

Más

Saben actuar en Extremadura ante un Ictus?

Hoy compartimos una noticia de HOY.ES sobre los conocimientos de protocolo de actuación ante los síntomas del Ictus en Extremadura.

A continuación puedes leer la noticia íntegra. Recomendamos leer visitar la web donde se ha publicado el artículo.

«Recientemente se han comunicado los resultados de un “estudio sobre el grado de conocimiento acerca del Ictus que tiene la población general de Extremadura”, realizado por un grupo de investigadores que han sido liderados por el neurólogo del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, Dr. José María Ramírez Moreno, quien nos explica las principales características y conclusiones del estudio.

Como neurólogo responsable del Área de Ictus del Hospital Infanta Cristina ¿qué le ha llevado a realizar este estudio?

José María Ramírez Moreno.- Evitar retrasos de la llegada de los pacientes con un ictus es el objetivo principal de la fase prehospitalaria de la atención a esta enfermedad en la fase aguda. De ello depende que podamos proporcionar las mejores opciones de tratamiento. Aunque los datos epidemiológicos demuestran que los tiempos de llegada a los hospitales han ido mejorando, estudios recientes han proporcionado pruebas de que el retraso en la llegada continua afectando a los pacientes con ictus, y muchos de ellos pierden la oportunidad de recibir un tratamiento eficaz y así sobrevivir con menos secuelas.

Los retrasos en la atención al ictus agudo se han identificado a diferentes niveles, pero una de la razones principales son la falta de conocimiento de los síntomas, la negativa a reconocer la enfermedad, y la esperanza de que los síntomas puedan resolverse espontáneamente. No disponemos en nuestra comunidad autónoma de ningún estudio que informe del grado de conocimiento que los ciudadanos tienen sobre una patología grave y con altas tasas de mortalidad como es la patología cerebrovascular. Esta información es necesaria para el diseño de planes de salud específicos, y guiar las necesidades de educación sanitaria en esta materia. Esta ha sido la principal motivación para dirigir este estudio.

¿Cuál es la importancia del ictus en Extremadura?¿ Cómo nos encontramos respecto al resto de España?

JMRM.- El ictus es una de las principales causas de mortalidad junto a la cardiopatía isquémica y el cáncer. Es la primera causa de hospitalización neurológica y una de las que más gasto sanitario consume, tanto en fase aguda como en la fase crónica, fruto de su prevalencia, de la discapacidad, trastornos cognitivos, conductuales y neuropsicológicos que produce en el adulto. A esto debe añadirse el coste indirecto de la enfermedad en cuanto a pérdida de capacidad laboral del paciente o de sus cuidadores, adecuación domiciliaria, gastos de farmacia, etc.»

Más

Ejercicio físico para prevenir el Ictus

Hoy compartimos una noticia del blog Cosas del Cerebro del diario ABC sobre el ejercicio físico y sus efectos en la hipertensión y los factores de riesgo del Ictus. A continuación podéis leer el artículo completo. Recomendamos leerlo también en la web donde ha sido publicada la noticia

«La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo del accidente cerebrovascular, más comúnmente conocido como ictus. Y el ejercicio tiene un papel muy importante para devolver la presión sanguínea a sus valores normales. Sin embargo, son pocos los médicos que aconsejan a sus pacientes practicar actividad física de forma regular como parte integral de tratamiento de la hipertensión.

La mayoría de las veces la hipertensión se puede controlar con fármacos y cambios y en estilo de vida, que incluyen, mantener un peso saluble, una alimentación cardiosaludable rica en potasio y fibra, dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol y sal, evitar las situaciones de estrés o aprender a manejarlo de forma efectiva (incluyendo la práctica de técnicas de relajación, meditación o yoga). El ejercicio, como cambio en el estilo de vida, sirve para mantener un peso saludable además de ayudar a combatir el estrés.

Un comentario publicado en “Journal of human hipertensión”, destaca un estudio sobre de la Universidad de Michigan en el que se preguntó a casi medio millón de hipertensos si su médico o el personal de enfermería les habían aconsejado practicar ejercicio como una forma efectiva de reducir la hipertensión y, en caso afirmativo, si habían seguido el consejo. Inexplicablemente el 20%, uno de cada cinco, no habían sido informado del beneficio del ejercicio para combatir la presión sanguínea elevada, ni se lo habían recomendado.

Entre los que sí habían recibido como parte de su tratamiento el consejo de hacer ejercicio, la probabilidad de que lo siguieran como parte de su terapia era del doble. Solo el 14,8 % de los encuestados hipertensos a los que se prescribió la actividad física hacían tanto ejercicios aeróbicos como de resistencia. Un tercio hacían ejercicio aeróbico solamente, y un 7,2 % sólo ejercicio de resistencia.

“Estos resultados exigen un examen de si asesoramos a nuestros pacientes adecuadamente y si ellos escuchan nuestros consejos”, señala la revista. Como aspecto a destacar del estudio, que se basa en una importante encuesta a nivel nacional realizada en Estados Unidos, hay que citar que han investigado el papel del ejercicio de resistencia en la hipertensión, que ha recibido relativamente poca atención en comparación con el ejercicio aeróbico.

Sin embargo, el ejercicio de resistencia es fundamental como complemento en la prevención y control de la hipertensión. La adaptación cardiovascular mejora con ejercicios regulares de resistencia y se reduce la presión arterial en  estado de estrés y reposo. Y es que los deportes de resistencia moderados activan el corazón y el sistema circulatorio.

Actividades como caminar a paso ligero, hacer bicicleta estática, nadar, subir escaleras o incluso bailar, son ejemplos de ejercicios de resistencia que se sabe que además de mantener en forma el corazón, los pulmones, el sistema circulatorio y mejorar la aptitud física general, también tienen efectos beneficiosos para el cerebro.

Si el ejercicio tiende a reducir la presión arterial, debido a un fenómeno que se denomina hipotensión post-ejercicio,  especialmente beneficioso para las personas con hipertensión arterial, ¿como se explica que uno de cada cinco pacientes con hipertensión no hayan sido asesorados para hacer ejercicio?, se pregunta la revista. Y añade que aunque el estudio no ofrece una respuesta a esa pregunta, los médicos deben preguntarse a sí mismos si están recomendado el ejercicio como parte del tratamiento y si están dándole la importancia suficiente frente a otras pautas saludables.

“No es posible discernir a partir de este estudio si el asesoramiento aumenta la adherencia al ejercicio. Pero la hipertensión es tan frecuente que incluso un modesto efecto de los consejos sobre el comportamiento beneficiará a muchos pacientes. Claramente, estamos obligados a hacer saber a nuestros pacientes hipertensos que el ejercicio es beneficioso”.

Artículos relacionados:

Ejercicio físico y deporte en Ictus

Más

Fisioterapia neurológica en Madrid

Fisioterapeutas neurológicos para Ictus en Madrid.

Si busca un equipo de Fisioterapeutas para la neurorehabilitación a domicilio de su familiar contacte en el 654520362 con el Coordinador del equipo multidisciplinar del Gabinete Senda (logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional y psicología) de tratamientoictus Con 10 años de experiencia en la rehabilitación del Ictus. Fisioterapeutas neurológicos para Ictus en Madrid.

Nuestro equipo de fisioterapeutas neurologicos para Ictus en Madrid. trabajan de forma coordinada con el resto de profesionales que intervienen en el caso para conseguir una mejoría integral.

Después de una evaluación inicial, se trabajará en los siguientes campos:

  1. Tono muscular: espasticidad, hipertonía, hipotonía, ataxia.
  2. Mantenimiento y mejora de los Rangos articulares
  3. Dolor
  4. Equilibrio
  5. Reeducación de la marcha
  6. Hombro doloroso
  7. Estimulación sensorial
  8. Reeducación postural
  9. Cambios posturales

La plasticidad cerebral, definida como la capacidad del cerebro de sobreponerse a una lesión y usar vías laterales para intentar paliar el daño cerebral realizado, es la base conceptual de nuestro tratamiento. Fisioterapeutas neurológicos para Ictus en Madrid.

LLAME AL 654520362 PARA SOLICITAR UN FISIOTERAPEUTA QUE LLEVE LA REHABILITACIÓN DOMICILIARIA DESPUÉS DE UN ICTUS

Más

Toxina botulínica en Ictus

Hoy compartimos una noticia del diariovasco sobre el uso terapéutico de la toxina botulínica (nombre comercial Botox) para tratar la espasticidad en pacientes que han sufrido un Ictus. Reproducimos la noticia íntegramente recomendando visitar la noticia original

«Su nombre es toxina botulínica tipo A y, aunque cuando se habla de ella pensamos en celebrities, arrugas y belleza, lo cierto es que el 70 por ciento de la que se utiliza en España se emplea en tratamientos de salud.

Aprobada para diferentes trastornos médicos, como la espasticidad post-ictus de mano y muñeca en adultos, ahora ha obtenido también el reembolso de Sanidad para el tratamiento de la espasticidad del tobillo. Y es que una de las consecuencias más frecuentes del ictus, una enfermedad que sufren más de 130.000 personas cada año, es la espasticidad, es decir, una contracción continuada de determinados músculos que se quedan agarrotados y rígidos, provocando dolor, espasmos incontrolables, reducción de la movilidad o cansancio.

Estos síntomas pueden complicar actividades del día a día como andar, asearse, vestirse, comer o ir al cuarto de baño. En la actualidad, entre 180.000 y 230.000 españoles tienen espasticidad a raíz de haber padecido un ictus.

La doctora Susana Moraleda, jefe de Sección del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario La Paz, ha señalado durante GESTIBOX, una jornada de jefes de rehabilitación de toda España organizada por Allergan con el aval de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF): «Los estudios muestran que el tratamiento con toxina botulínica puede mejorar significativamente el tono muscular de aquellas personas que sobreviven a un ictus y tienen espasticidad del miembro inferior. Cuando se consigue relajar el músculo espástico a nivel de la pantorrilla puede lograrse una mejor movilidad del tobillo (pasiva o activa), lo que aporta importantes beneficios físicos a los pacientes, incluso a aquellos que han sufrido este trastorno durante muchos años».

El tratamiento de la espasticidad del miembro inferior asociada a ictus requiere un enfoque multidisciplinar y habitualmente incluye fisioterapia, tratamientos farmacológicos y, en algunos casos, cirugía. La espasticidad puede dar lugar a una pérdida significativa de independencia, afectando tanto al bienestar físico como emocional de los pacientes Por ello, «esta nueva indicación ofrece a los especialistas médicos una importante opción de tratamiento y proporciona un avance real para los pacientes que sufren las consecuencias discapacitantes de la espasticidad que afecta al tobillo», afirma esta rehabilitadora.

La doctora Moraleda afirma que pueden existir ventajas significativas en el uso de la toxina botulínica para tratar a aquellas personas cuya capacidad de movimiento y de caminar se hayan visto afectadas por un ictus. «Hasta el 30% de los supervivientes sufre un aumento de tono en los músculos, lo que supone una sensación de rigidez para ellos. Esto se conoce como espasticidad e implica dificultad para relajar esos músculos afectados. Este trastorno puede ser doloroso. Además hace que, con frecuencia, los pacientes dependan de la ayuda de la familia o de cuidadores para las actividades cotidianas. La espasticidad puede dar lugar a una pérdida significativa de independencia, afectando tanto al bienestar físico como emocional de los pacientes», afirma.

 

Más

Canal IDC salud, vídeos interesantes en youtube

Hoy compartimos con vosotros el Canal IDCsalud, un canal de youtube con vídeos de salud muy interesantes y con profesionales importantes.

Como ejemplo, podéis ver este vídeo sobre el Ictus con el Dr. Javier Pardo jefe del servicio de neurología del Hospital rey Juan Carlos de Móstoles.

Os aconsejo suscribiros al canal para que os informe de los vídeos que vayan haciendo.

Más

Cogwatch para ayudar a la rehabilitación del Ictus

 

Hoy compartimos una noticia de la web tendencias21.net sobre el Sistema Cogwatch para ayudar a las personas tras un Ictus a recuperar su autonomía

«Los ictus, o accidentes cerebrovasculares, son una de las principales causas de mortalidad. Aproximadamente un tercio de los ocho millones de personas en la UE que han sobrevivido a un ictus presenta algún grado de discapacidad física o cognitiva que afecta a su capacidad de planificar y llevar a cabo acciones.

Aunque ya existen muchos sistemas TIC de rehabilitación centrados en el tratamiento de los síntomas físicos de esta afección, como lahemiparesia, hay pocos dedicados a la recuperación de discapacidades de naturaleza cognitiva. El proyecto CogWatch, financiado con fondos europeos, ha desarrollado un sistema de rehabilitación cuyo cometido es ayudar a mejorar las funciones cognitivas de quienes han sobrevivido a un accidente cerebrovascular.

Los pacientes que han sufrido un ictus pueden presentar problemas para realizar secuencias ordenadas de movimientos, como por ejemplo los necesarios para cepillarse los dientes o para preparar una taza de té. Estos suelen ser síntomas de apraxia o síndrome de desorganización de las acciones (AADS).

El déficit se incrementa cuando la tarea incluye más de una secuencia de movimientos con acciones complejas y el uso de objetos en la realización de la misma. Esto puede originar efectos significativos en la recuperación después del accidente cerebro-vascular y dificultar mucho que los pacientes vuelvan a llevar una vida independiente en sus propios hogares

El proyecto CogWatch emplea herramientas y objetos inteligentes, dispositivos portátiles y acoplables a la vestimenta, así como sistemas ambientales, para proporcionar ayuda domiciliaria a pacientes con síntomas de AADS.

«Todos damos por sentado el poder realizar estas actividades de la vida cotidian»», dice el profesor Alan Wing, coordinador del proyecto y docente en la Facultad de Psicología de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), en la información de Cordis. «Sin embargo, muchas de estas tareas aparentemente simples son realmente complejas e implican un gran número de pequeños pasos que deben realizarse en la secuencia correcta».

Una taza de té

Los científicos del proyecto personalizaron un prototipo que ayuda a pacientes que han sufrido un ictus a realizar una tarea cotidiana secuencial y compleja como es preparar una taza de té. El sistema consta de dos tabletas, para el paciente y su médico, y de unos sensores que, acoplados a la parte inferior de objetos como la taza, la jarra de leche y el hervidor, rastrean sus movimientos mientras una cámara de vídeo graba todo el proceso desde arriba. En su tableta, el paciente puede elegir una acción, por ejemplo preparar una taza de té con leche y azúcar.

Entonces se activa un sistema de reconocimiento de acciones: este recibe la información de los sensores y la compara con el modelo de tareas correspondientes a los pasos necesarios para la preparación de una taza de té con leche y azúcar. Si el paciente comete un error en su tarea, el sistema solicita la acción correcta utilizando alguna combinación de vídeo, audio, texto o vibración para indicar el paso correcto. »
Según el profesor Wing, «para el paciente es como si tuviera a alguien detrás diciéndole lo que debe hacer pero que le deja actuar por sí mismo si quiere ser autónomo».

Recomendamos visitar su web para conocer más detalles

Más

Piden rehabilitación multidisciplinar tras Ictus en Alicante

Lasprovincias.es  publicó una noticia sobre la petición de la asociación de daño cerebral de Alicante de una rehabilitación multidisciplinar tras un Ictus en la provincia.

«La Asociación Daño Cerebral Adquirido (ADACEA) de la provincia de Alicante ha reivindicado una normativa que permita al sistema sanitario ofrecer una «rehabilitación multidisciplinar» para las personas con esta dolencia.

Así lo ha reclamado en declaraciones a Efe la presidenta de la asociación, Mari Carmen Ferrer, con motivo del rastrillo solidario que van a llevar a cabo mañana domingo en la plaza del puerto de Alicante , donde también instalarán multitud de mesas informativas.

El daño cerebral adquirido es una lesión permanente que se produce de forma brusca en la vida de una persona como consecuencia de traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebro vasculares, tumores, hipoxias o infecciones.

Quizá la aparición de forma súbita y sin preaviso es lo más duro de esta dolencia, que cambia la vida de la propia persona y de los que le rodean.

Por eso, Ferrer ha incidido también en la importancia de informar a la población de que «no es algo que le pase solo a los mayores, como se cree erróneamente, sino que puede pasarle a cualquiera».

«Cuando ocurre las familias no tienen información, no saben las opciones que tienen ni los recursos a los que pueden acceder», ha agregado.

ADACEA, que cumple once años desde su fundación, está formada por más de 200 socios y 50 usuarios que participan en diversos proyectos de ayuda e integración para niños y familias.

También tiene firmados varios convenios con hospitales de la provincia a los que acuden para proporcionar información y recursos en los casos en los que se produce una situación de daño cerebral adquirido.

Más

Capacidad de conducir tras un Ictus

Hoy compartimos un artículo publicado por Elsevier en la revista NeurologíaVol. 29. Núm. 03. Abril 2014 M. Murie-Fernandez , S. Iturralde , M. Cenoz , M. Casado , R. Teasell

http://apps.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=90286406&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=295&ty=116&accion=L&origen=zonadelectura&web=www.elsevier.es&lan=es&fichero=295v29n03a90286406pdf001.pdf

En este artículo realizado en parte por médicos españoles, estudian la capacidad de conducción que queda tras un Ictus y describen las soluciones de neurorehabilitación necesarias para recuperar esta capacidad que tanta autonomía da a nuestros pacientes.

Introducción:

«La habilidad para conducir después de un ictus ha sido reconocida por muchos autores como un indicador de independencia y se asocia de forma significativa con una reintegración social adecuada. Sin embargo, no queda claro quién y cómo debe valorarse la capacidad de conducción de un individuo que ha sufrido un ictus. El proceso neurorrehabilitador es capaz de obtener mejorías en los pacientes que han sufrido un ictus y, por lo tanto, un paciente puede volver a estar capacitado para conducir tras un tratamiento neurorrehabilitador adecuado.

El objetivo de este artículo es realizar una revisión de la literatura, con el fin de poner de manifiesto la evidencia actual respecto a los métodos de evaluación de la capacidad para conducir y de aquellas intervenciones llevadas a cabo para recuperar la capacidad de conducir.»

Conclusiones:

«En aquellos pacientes que hayan presentado un ictus y exista una duda sobre su capacidad de conducción, esta debe ser valorada de forma adecuada, y en caso de que no sean capaces de conducir, debe iniciarse un programa neurorrehabilitador encaminado a recuperar dicha capacidad.

La valoración de la capacidad de conducción no debe basarse únicamente en el test en carretera ni en la valoración neurológica/neuropsicológica. Esta valoración debe considerarse en 2 etapas; la primera consistente en valorar al paciente de forma multidisciplinar (valoración neurológica/neuropsicológica) para ver si está listo para realizar el test en carretera, considerándose este como la segunda y definitiva etapa.

La capacidad de conducción puede mejorarse mediante el uso de simuladores que reproduzcan circunstancias reales.»

Más

Sen-ictus.es, una web sobre el Ictus que merece la pena

Hoy he encontrado esta web sen-ictus.es, donde informan detalladamente sobre el Ictus. Lo ha realizado la SEN (Sociedad española de neurología) Hay un vídeo en la portada que forma parte de 12 meses 12 causas, campaña realizada por Tele5.

Son muy buenas las iniciativas de divulgación sobre el Ictus, síntomas, urgencias, tratamiento, protocolo, medicación…

Resultado de imagen de sen-ictus

Resultado de imagen de sen-ictus

Espero que os sea de utilidad.

 

Más

Unidad de Ictus en Torrejón

Como publica hoy lavanguardia.com, el Hospital Universitario de Torrejón ha abierto la primera Unidad de Ictus del Este de Madrid

«El Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz ha puesto en marcha la primera unidad de ictus en el Corredor del Henares, que prestará atención las 24 horas del día a pacientes con síntomas sobrevenidos de sufrir una alteración cardiovascular.

La nueva unidad contará con cuatro habitaciones de hospitalización para la monitorización de este tipo de pacientes, ha informado el centro en una nota.

«Nuestro objetivo es prestar una atención excelente al ictus, una patología en la que cada minuto cuenta, ya que el tratamiento es más eficaz si se administra en la primeras horas tras el inicio de los síntomas y su efectividad va declinando progresivamente a medida que transcurre el tiempo, ha señalado la jefa del Servicio de Neurología, Marta González Salaices.

El ictus se presenta de forma repentina y está causado bien por una isquemia o infarto cerebral, bien por una hemorragia cerebral.

Los síntomas de su aparición dependen de la región cerebral afectada, aunque entre los más comunes destacan la pérdida de fuerza o sensibilidad en la cara o extremidades, inestabilidad o desequilibrio, pérdida de visión y alteración del habla.

En ese sentido, la rapidez en la atención del ictus se ha demostrado como un factor clave para reducir sus secuelas neurológicas.

Cabe destacar que entre la población dependiente por ictus el 57,4% padece secuelas mentales y el 79,1% secuelas físicas.

Debido a su relevancia epidemiológica, con más de 200 casos por cada 100.000 habitantes al año, así como a las consecuencias en mortalidad y morbilidad, la Comunidad de Madrid decidió en 2008 poner en marcha el Plan Integral del Ictus.

Desde entonces, casi una decena de hospitales de la región -La Princesa, La Paz, Clínico, Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Puerta de Hierro y Ramón y Cajal, entre otros- han puesto en marcha unidades especializadas de ictus.

amh/jnr»

 

Más

¿Cómo sienten el dolor los recién nacidos?

Compartimos hoy un artículo de lavanguardia.com sobre un estudio con 10 recién nacidos comparando mediante resonancia magnética las zonas cerebrales activadas tras un estímulo doloroso, en este caso un pinchazo en la planta del pie.

«Investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, han descubierto que los cerebros de los recién nacidos se activan como los de los adultos cuando se exponen a un mismo estímulo doloroso, lo que podría indicar que sienten el dolor de forma similar. El estudio, financiado por la Wellcome Trust y publicado en la revista ‘eLife‘, incluyó a un total de 10 niños de uno a seis días de vida nacidos en el Hospital John Radcliffe de Oxford y otros 10 adultos de 23 a 36 años, todos ellos trabajadores o estudiantes de la universidad británica.

Durante la investigación, en la que los bebés estuvieron acompañados en todo momento por sus padres y personal sanitario, se les colocó un escáner de resonancia magnética en la zona donde solían dormir para analizar sus cerebros mientras se les clavaba en la parte inferior de los pies una pequeña varilla creando una sensación similar a «ser pinchado con un lápiz», pero algo más leve para no despertarlos. Las imágenes tomadas se compararon con las de los escáneres cerebrales de los voluntarios adultos cuando fueron expuestos a los mismos estímulos de dolor.

Los investigadores encontraron que 18 de las 20 regiones que se activaban en el cerebro de los adultos cuando sufrían este pequeño dolor eran las mismas que se activaban en los bebés. Asimismo, vieron como los cerebros de los recién nacidos tenían la misma respuesta ante un leve pinchazo de 128 unidades de fuerza (mN) que los adultos expuestos a un estímulo cuatro veces mayor (de 512 mN). Un hallazgo que, según los autores, sugiere que los bebés experimentan el dolor igual que los adultos, e incluso que su umbral del dolor es muy inferior. «Hasta hace poco la gente no pensaba que fuera posible estudiar el dolor en los bebés utilizando resonancias magnéticas ya que, a diferencia de los adultos, no podían quedarse quietos», ha reconocido Rebeccah Slater, del Departamento de Pediatría de la Universidad de Oxford.

Sin embargo, al analizarse con tan poco tiempo de vida se ha visto que los bebés son más dóciles que cuando son un poco más mayores. De hecho, la presencia de sus padres permitió que algunos incluso se quedaran dormidos. «Esto es particularmente importante cuando se trata de dolor, porque obviamente los bebés no pueden contarnos su experiencia y es difícil medirlo. Algunas personas argumentan que los cerebros de los bebés no están del todo desarrollados como para poder sentir realmente el dolor y reaccionan de forma refleja, pero este estudio proporciona la primera evidencia fuerte de que no es así», ha explicado esta experta.»

 

Más

Una carrera de relevos para informar sobre el Ictus

Compartimos hoy una curiosa noticia del diario de Burgos sobre una iniciativa interesante para dar a conocer el Ictus.

«Si en los próximos días alguien se le acerca y hace el ademán de entregarle un cilindro de papel de color verde pare y hágale caso. Seguramente se trata de una persona que está participando en la campaña que ha puesto en marcha la Asociación de Daño Cerebral de Burgos (Adacebur) con el lema Toma el relevo. Cuida tu cerebro. Este colectivo se propone que los burgaleses conozcan qué es el daño cerebral adquirido, cómo ocurre y qué puede hacerse para prevenir una patología gravísima que sufren en la ciudad unas dos mil personas, aproximadamente.

La presidenta del colectivo, Rosa María Herrero, pidió ayer la colaboración de la gente para que cojan el relevo, lean la información que hay en su interior y compartan una fotografía del momento en las redes sociales. «Queremos que la gente suba una foto a Facebook o Twitter con el relevo, que la envíe por WhatsApp o que nos mande un correo a info@adacebur.org contándonos su experiencia y dejando constancia de su compromiso por mejorar su salud, para después pasárselo a otra persona», añadió la psicóloga de la asociación Inmaculada García.
Dentro de los relevos hay consejos sobre cómo protegerse de un ictus o accidente cerebrovascular y de un traumatismo craneoencefálicos, que son, con los tumores y las anoxias (falta de oxígeno en el cerebro), las dos causas más frecuentes del daño cerebral adquirido. En el primer caso, se trata de controlar los factores de riesgo asociado -hipertensión arterial, colesterol malo elevado, diabetes, consumo de drogas o alcohol-, evitar el sedentarismo y la obesidad llevando una dieta rica en verduras y frutas y corregir el estrés, la ansiedad y la depresión ya que, según Adacebur «los estados anímicos depresivos tienden a espesar la sangre haciéndola más trombogénica». Para prevenir los traumatismos craneoencefálicos se dan consejos a los conductores de coche (usar el cinturón, evitar distracciones, mantener la distancia de seguridad, respetar las normas de circulación y no conducir tras haber consumido alcohol y drogas) y moto (usar casco en todos los trayectos, ropa de colores claros y chaleco reflectante) y a los peatones (caminar por la izquierda en carretera y cruzar siempre por lugares correctamente señalizados).

¿Qué es?

Se llama daño cerebral adquirido al resultado de una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial que desarrollan anomalías en la percepción sensorial, alteraciones cognitivas y alteraciones del plano emocional. Las personas afectadas se quejan del abandono que sufren por la Administración ya que tras ser atendidas en el momento del ictus o del traumatismo o del tumor y volver a su casa ya nadie les presta ayuda y toda la rehabilitación tiene que correr por su cuenta. Ahí es donde juega un importante papel Adacebur, que presta atención neuropsicológica de los pacientes, apoyo psicológico a los afectados y sus familiares, terapia ocupacional, logopedia y fisioterapia.
En los 25 relevos de intenso color verde y hechos a mano por la gente de Adacebur también se van a encontrar unas tarjetas «con el tamaño suficiente como para llevarla en la cartera», según comentó la concejala de Sanidad, Marisol Carrillo, que apoya esta campaña, con los datos de la asociación (947262966, 628759029 e info@adecebur.org) y cinco recomendaciones para prevenir el daño cerebral adquirido.»

 

Más

Estrategias para proteger el cerebro

Compartimos unas recomendaciones para afrontar el problema del deterioro cognitivo publicados por el diario elmundo.es

  1. Haga ejercicio. Numerosas investigaciones han demostrado cómo el ejercicio es un gran aliado para la memoria y su mantenimiento. Resaltan la activación de una molécula conocida como el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, del inglés brain-derived neurotrophic factor) que pertenece a las neurotrofinas, una familia de proteínas que favorecen la supervivencia de las neuronas, incluso a edades avanzadas. Es decir, nunca es tarde para empezar a hacer ejercicio y prevenir el declive de los años. Además, ayudará a mantener a raya el peso y el perímetro de la cintura, que no sólo multiplica el riesgo de problemas coronarios o accidentes cerebrovasculares, también se ha asociado a la demencia. José Álvarez, jefe de servicio de Neurología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, lo subraya en su consulta: «La actividad física, sobre todo el ejercicio aeróbico, aumenta la neuroplasticidad y el número de neuronas. Como mínimo debería realizarse tres veces por semana»
  2. Resultado de imagen de gerontogimnasia
  3. Controle el azúcar y la tensión. Las personas que tienen diabetes, hipertensión arterial y altos niveles de colesterol LDL (‘el malo’) entre los 40 y los 64 años son más propensas a perder células cerebrales y sufrir así problemas de memoria y habilidades cognitivas. Los expertos insisten en el adecuado tratamiento de estos tres factores. Uno de los datos expuestos en la II Cumbre Mundial de Innovación en Salud (Wish Qatar), celebrada el pasado mes de febrero, en la que se discutió sobre demencia, apuntaba que una persona con hipertensión no tratada tenía 1,6 veces más riesgo de demencia.
  4. Evite el estrés. Episodios como un divorcio, la muerte de un familiar o problemas laborales, por ejemplo, podrían causar una cascada de reacciones fisiológicas en el sistema nervioso central, el sistema endocrino, el sistema inmune y el cardiovascular que, de forma conjunta, afectarían al funcionamiento del cerebro y, en consecuencia, aumentarían las posibilidades de desarrollar demencia.
  5. Aléjese de la depresión. Se ha visto que la inflamación del tejido cerebral que se produce con esta enfermedad mental puede contribuir al desarrollo de demencia. También ciertas proteínas del cerebro que se elevan si se sufre depresión y algunos hábitos vinculados a una depresión de larga duración, como la dieta, la cantidad de ejercicio que se realiza o el menor tiempo que se dedica a interactuar con otras personas, también influye en la pérdida cognitiva patológica. «Un cerebro optimista ayuda a ser más feliz y retrasa la oxidación cerebral y el riesgo de sufrir un ictus o Alzheimer», sentencia el neuropsicólogo Álvaro Bilbao.
  6. Duerma y descanse. El sueño no sólo tiene efecto inmediato en las funciones intelectuales y el estado de ánimo, sino que a largo plazo crea nuevas conexiones neuronales que protegen al cerebro de enfermedades neurodegenerativas.
  7. Deje de fumar. Además de sus efectos perjudiciales en cuanto a accidentes cerebrovasculares y enfermedades coronarias, aumenta en un 60% el riesgo de demencia. Según la OMS, puede estar detrás de hasta el 14% de los casos de Alzheimer.
  8. No beba. Un elevado consumo aumenta el riesgo de demencia y atrae enfermedades cardiovasculares, que son favorecedoras de las lesiones neurodegenerativas.
  9. Alíese con la dieta mediterránea. Este patrón alimenticio regado con aceite de oliva virgen extra o frutos secos no sólo protege al corazón, también al cerebro. Según la literatura científica, mejora significativamente la capacidad cognitiva de las personas mayores. Se recomienda, además, evitar la sal, los conservantes y los colorantes, que contribuyen a la inflamación del cerebro. Algunos estudios, puntualiza el Álvarez, «sugieren que el consumo moderado de café mejora el rendimiento cognitivo».
  10. Active su cerebro. La curiosidad y las nuevas experiencias también protegen de estos trastornos. Una persona muy cultivada, a lo largo de su vida, logra un cúmulo de conexiones sinápticas tan importante que su cerebro puede llegar a pesar 100 gramos más. En aquellas personas a las que les gusta la lectura, escribir, debatir o escuchar música, la pérdida de memoria asociada a la edad se retrasa. «Desaconsejamos las actividades pasivas como ver la televisión. Es preferible que huyan de la rutina, hagan cosas nuevas, se apunten a clases de baile, se aficionen a juegos recreativos, hacer crucigramas, puzzles, tetris, aprendan un nuevo idioma, hagan voluntariado… Huir de lo que se hace habitualmente requiere formación de sinapsis que ayudarán a combatir el envejecimiento. Es importante tomar decisiones», resume el neurólogo del Vall d’Hebron.
  11. Relacíonese y déjese querer. Junto con el ejercicio físico, la socialización ayuda a generar neurotransmisores, fortalece el sistema inmonológico y ayuda a prevenir la inflamación del cerebro, que interviene en el desarrollo de Alzheimer.
Más

¿No existe neurogénesis?

Hoy compartimos una entrevista de ABC a D. Pasko Rakic, director del Dpto de neurobiología de la Universidad de Yale. Este gran científico pone en duda la neurogénesis, pero destaca la importancia de este hecho para el ser humano.

«Pasko Rakic es director del Departamento de Neurbiología y del Instituto Kavli de la Universidad de Yale. Es experto en el desarrollo del cerebro. Su carrera como investigador comenzó en 1962 con un trabajo que ha hecho historia. Demostró que las neuronas de la corteza cerebral, la parte más evolucionada de nuestro cerebro, se originan fuera de esa estructura y desde allí emprenden un «largo viaje» hasta su destino.

Publica asiduamente en revistas del prestigio de «Science» o «Nature» y su trabajo tiene un gran impacto, con casi de 45.000 citas. Entre sus muchos galardones destaca el Premio Kavli, el más prestigioso en Neurociencia. Rakic ha visitado Madrid invitado por la Cátedra UAM-Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, que dirige la doctora Carmen Cavada. Durante su estancia ha recibido también el diploma del Instituto Cajal-CSIC.

-El eterno debate, genes o entorno, ¿qué influye más en el cerebro?

-Mucha gente me hace esa pregunta y yo les digo que los genes influyen el 100%. ¿Significa eso que el entorno en que crecemos no tiene importancia? No. También tiene una influencia del 100%. Tal vez la pregunta está mal planteada. Más bien habría que preguntarse quién actúa primero. Obviamente los genes, porque el entorno debe tener algo sobre lo que actuar, en este caso el cerebro, que se forma por la combinación de los genes de nuestros padres. Los genes nos dan las oportunidades y el entorno nos permite hacerlas realidad.

-Nacemos con muchas más neuronas y luego perdemos gran parte de ellas desde la infancia, ¿por qué?

-No lo sabemos, pero podemos intuirlo. En biología nada está preestablecido. Vivimos un mundo cambiante, con muchas cosas que asimilar. La evolución produce neuronas en exceso y luego las selecciona. Si algo es bueno queda fijado en las conexiones entre las neuronas, y si esas conexiones y neuronas no se usan se eliminan. El exceso de conexiones podría estar justificado porque en los primeros años tenemos toda la vida por delante para almacenar experiencias.

-Aunque se habla mucho de la neurogénesis, usted sostiene que tras el nacimiento no nacen más neuronas en la corteza cerebral humana…

-Todas las evidencias indican que no hay neuronas nuevas en la corteza cerebral humana, a diferencia de otras especies. No hay neurogénesis. Pero esto no es necesariamente negativo. Es muy positivo. Es el precio que pagamos por tener una memoria estable. Las neuronas de la corteza cerebral que estamos utilizando ahora nacieron cuando estábamos en el útero materno. Tienen nuestra misma edad y han ido adquiriendo experiencia y aprendido con nosotros. Si las reemplazáramos perderíamos esa experiencia y los recuerdos que guardan.

-¿Cómo cuidarlas entonces?

-Igual que los músculos se debilitan si no se ejercitan, con las neuronas pasa igual. O las usas o las pierdes. Y por supuesto hay que evitar exponerse a factores dañinos, como drogas o alcohol.

-¿Y cuando esas sustancias se consumen durante el embarazo?

-Interfieren con la migración celular, el proceso por el que, antes del nacimiento, cada neurona se coloca en el lugar que corresponde en el momento adecuado. Esto determina su estructura, función y las conexiones con otras células. Sustancias como el alcohol o la cocaína afectan a este proceso de migración y por tanto al correcto funcionamiento del cerebro.

-¿Tiene futuro la terapia con células madre en el cerebro?

-Su uso terapéutico es complicado en cualquier órgano, pero en el cerebro mucho más. En el hígado, por ejemplo, se pueden sustituir unas células por otras nuevas y harán la misma función que las antiguas. En el cerebro esto no ocurre, porque la función y conexiones de cada célula dependen del lugar concreto que ocupa. Si reemplazamos las neuronas de una persona de 50 años por otras nuevas, como decía antes, tendría que volver a la escuela o la Universidad, incluso aprender a hablar y recuperar lo que adquirió en todos esos años. Por eso pienso que el uso de células madre en el cerebro es un reto mucho mayor que en otros órganos.

-Y las neuronas derivadas de la piel, ¿qué potencial tienen?

-Para investigación son muy útiles, porque se puede tomar células de la piel de una persona con esquizofrenia, por ejemplo, y de una persona normal, transformarlas en neuronas y exponerlas a diferentes influencias ambientales, toxinas, rayos X, etcétera, y ver qué ocurre y cómo responden. Pero como uso terapéutico, por las mismas razones que en el caso anterior, no estoy seguro de que funcionen.»

Más

Cómo actuar ante un Ictus

Hoy compartimos un artículo de lavanguardia.com sobre cómo hay que actuar ante un Ictus. Espero que os sea útil

«Barcelona (Redacción de Vivirmejor.com).- Casi un tercio de pacientes de ictus o infarto cerebral podría salvar su vida o librarse de una grave discapacidad, si fueran atendidos rápidamente en las unidades específicas de esta enfermedad neurológica. Acudir lo antes posible a un hospital es fundamental. En ictus, tiempo es cerebro, afirma el Dr. José Álvarez Sabin, neurólogo.

Los síntomas de un ictus se caracterizan por una brusca alteración neurológica que se manifiesta a través de déficit de fuerza motora, pérdida de sensibilidad y de visión, visión doble, sensación de vértigo, entre otros. La probabilidad de poder tratar con rapidez a las personas con ictus favorece la mayor recuperación del paciente. Ante este cuadro, debe acudirse rápidamente a una unidad médica especializada, porque para que se produzcan lesiones irreversibles en el cerebro deben pasar varias horas.

Los estudios demuestran que los afectados de infarto cerebral que han sido tratados por un neurólogo presentan menor mortalidad, discapacidad y recurrencia de nuevos episodios.

Controlar los factores de riesgo

En la inmensa mayoría de casos no se trata de enfermedades hereditarias, aunque sí que es cierto, que hay determinadas personas que tienen una mayor predisposición a sufrir un ictus que otras.

Los factores de riesgo a los que hay que prestar atención son la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol elevado, algunas alimentaciones que favorecen el mayor riesgo de sufrir una trombosis y el sedentarismo, advierte el especialista. Es importante llevar a cabo una actividad física frecuente para tener menor riesgo de sufrir enfermedades en general, entre ellas el ictus.

La persona que una vez ha padecido uno tiene más posibilidades de presentar otro. Las posibilidades de sobrevivir a un ictus disminuyen cada vez que se tiene uno. Gran parte del éxito en la reducción de las secuelas y descenso de la mortalidad por ictus reside en los avances del tratamiento y la prevención.

Prevenir las secuelas

El ictus es una enfermedad muy frecuente ya que una de cada seis personas sufrirá uno al largo de su vida. Por tanto, es una de las enfermedades más frecuentes que hay. Por suerte, y gracias al mayor conocimiento de la población, cada vez se conocen a más personas que han sufrido uno en su vida. En un 10-15% de los casos las personas fallecen, en un 45% las personas se recuperan del todo y en el 50% de los casos los pacientes quedan con secuelas. En las primeras horas se pueden practicar técnicas para salvaguardar la salud e incluso actuar con intervenciones por vía intraarterial y por catéter, para hacer la trombolisis con dispositivos para extraer el trombo de la arteria y permitir la recanalización. Gracias a estas técnicas se puede controlar el ictus y revertir la tendencia de que un ataque cerebral no sea reversible. Con ello se ha reducido tanto la mortalidad como la invalidez que generaba.»

 

Más